Recientemente la AEPD ha aprobado el primer Código de Conducta en España desde que entró en vigor el Reglamento (UE) 2016/679, RGPD y la LO 3/2018, de 5 de diciembre LOPDGDD. El Código de Conducta (en adelante, CdC) ha sido promovido por “AUTOCONTROL”, asociación encargada de gestionar el sistema español de autorregulación de la comunicación comercial.

Antes de adentrarnos en el contenido, debemos explicar primero qué es un CdC.

¿Qué es un Código de Conducta?

Si bien es cierto que el RGPD no ofrece una definición expresa de CdC, podemos remitirnos a otras normativas que sí la ofrecen. En este caso concreto, en la Directiva sobre las prácticas comerciales desleales (Directiva 2005/29/CE, de 11 de mayo de 2005), que en su art.2.f) define CdC como “acuerdo o conjunto de normas no impuestas por disposiciones legales, reglamentarias o administrativas de un Estado miembro, en el que se define el comportamiento de aquellos comerciantes que se comprometen a cumplir el código en relación con una o más prácticas comerciales o sectores económicos concretos”.

Es decir, un CdC es un mecanismo de autorregulación a través del cual tanto responsables como encargados del tratamiento de los datos personales pueden establecer pautas y buenas prácticas en un sector concreto para el correcto cumplimiento (en este caso, de la normativa de protección de datos). Aquellas entidades del mismo grupo sectorial que se adhieran a un CdC aprobado por la AEPD estarán mostrando proactividad. Además, como explicita el Considerando 81 RGPD, estar adherido a un CdC puede servir como un elemento para verificar el cumplimiento de la normativa específica en Protección de Datos.

Este CdC se ha elaborado conforme a los requisitos legales que se establecen en la normativa de Protección de Datos (artículo 38 de la LOPDGDD y artículo 40 del RGPD). De este CdC podemos destacar que ha habilitado un sistema de resolución extrajudicial de controversias (art.40.2.k y transcrito en el apartado 9 del CdC). A través de este sistema, podrá interponer reclamación cualquier interesado que se vea afectado por un posible tratamiento ilícito de sus datos en el ámbito de la actividad publicitaria de las entidades adheridas a este CdC, siempre y cuando:

  • Haya sucedido en un plazo de doce meses anteriores a la recepción de la solicitud
  • No hubiesen sido resueltos ni estuviesen en fase de tramitación administrativa o judicial dichos hechos ilícitos
  • No tengan por objeto el pago de una indemnización

Todo ello, sin perjuicio de que los interesados posteriormente decidan ejercer sus derechos conforme al artículo 77 y 78 del RGPD y, posteriormente, si no están conformes, realicen una reclamación ante la autoridad de control o comiencen un proceso judicial.

El Código de Conducta puede consultarse en el registro de Códigos de Conducta: https://www.aepd.es/es/informes-y-resoluciones/codigos-de-conducta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *